Pintar Valores

El sueño que me inspiró la realización de este libro fue motivar a los adultos, para que junto a los niños, podamos salir de nuestra automaticidad y crear una vida artesanal, única, con amor y alegría.
Que cada familia y los docentes en las aulas diseñen su programa de actividades con este material, respetando el ritmo único de los niños, compartiendo espacios de comunicación, expresión y calma.
Sugiero armar un ambiente con música relajante y aromas para que esos momentos inviten a una  conexión profunda con diferentes temas disparadores para interrogarnos, abrir diálogos, armonizarnos y emprender la búsqueda en nuestro interior de la maravilla que somos como seres completos, y guiar a los niños en su desarrollo.
El mundo necesita de adultos que sean como niños en sus corazones, que podamos  desarrollar inteligencia espiritual y emocional, para llevar adelante en equilibrio nuestras actividades intelectuales, económicas, laborales y sociales.
Ser modelos, con nuestras acciones y palabras, en la búsqueda de felicidad.
La mejor prevención de desequilibrios físico emocionales y de adicciones es el amor, la capacidad de valorarnos y el soñar. Conocernos, trabajar nuestros vínculos, soltar exigencias innecesarias, volver a lo simple, lo natural, jugar, reír, conversar, amar y abrazar.
Creo fervientemente que un mundo mejor lo construimos trabajando con compromiso en espacios de calma y reflexión, juntos.Que estos espacios tengan lugar en las agendas de las familias y escuelas.
La vida es lo que hacemos de ella.
María Cananiz